sábado, 25 de marzo de 2017

Análisis: The Suffering - Los Lazos que Nos Unen (PC, 2005) ¿Una secuela, o más bien una expansión?

Tras el éxito cosechado por el más que notable The Suffering en 2004, momento en el cual el género Survival Horror pasaba por un gran momento, Midway nos ofreció apenas un año más tarde una nueva entrega de la aventura protagonizada por Torque que sigue a pies juntillas los pasos dados por su predecesor. Con tan poco tiempo de desarrollo a sus espaldas, podíamos imaginar que el resultado corría el riesgo de ser bastante continuista. Y no nos equivocábamos...

Es por eso que más que una secuela en toda regla, yo considero que este Los Lazos que nos Unen es más bien una expansión ya que no aporta las suficientes novedades como para ser considerado otra entrega numerada esta franquicia. Es quizá por ello que la propia Midway decidió acertadamente suprimir el 2 del título. E hicieron bien bajo mi punto de vista.

Pero bueno, veamos qué fue lo que nos encontramos en este nuevo capítulo de The Suffering.


Jugabilidad e historia:

Los Lazos que Nos Unen es prácticamente un calco jugable con respecto a The Suffering. De ese modo nos volvemos a encontrar un juego de disparos en tercera o en primera persona (la cámara se puede alternar en cualquier momento) con un gran componente gore y terrorífico. En el aspecto puramente de control, destaca la gran importancia que posee el movimiento de esquiva rodando por el suelo, por lo que se recomienda la tercera persona ya que aunque no se apunta tan bien, en este juego priman la rapidez y los reflejos a la hora de enfrentarse a los numerosísimos enemigos.

También tendremos que prestar atención a  la gestión de la luz de la linterna, aunque la misma pierde algo de importancia al encontrarnos con una ambientación más abierta y luminosa. La claustrofóbica prisión del primer juego aquí es reemplazada por una ciudad ocupada por las fuerzas del mal y con cierto aire post-apocalíptico. Esto también afecta al juego a la hora de crear terror, siendo más descafeinado en este aspecto al no resultar tan macabro en líneas generales.

Por lo demás el juego presenta pocas novedades. El sistema de decisiones morales que influye en el final sigue intacto, al igual que las transformaciones de Torque en su monstruoso alter ego. Algún que otro enemigo nuevo, armas y una cierta inclinación hacia más acción aún si cabe es lo único realmente destacable.

La historia continúa exactamente donde terminó la precuela y sigue una narrativa similar a base de cartas, notas, conversaciones y ciertos elementos del escenario que ayudan a contar el calvario de Torque. The Suffering destacó por tener una narrativa algo más ágil de lo que era habitual en esos tiempos, por lo que esta expansión no anda tampoco nada mal en este aspecto.

El guion no sorprende, pero resulta bastante sólido y adulto en líneas generales, y ahonda en el tema de la familia de Torque, algo que se pasaba más bien de puntillas en el primer juego.


Apartado visual y sonoro:

Pues la verdad, tenemos un apartado técnico prácticamente idéntico al The Suffering original. En PC destacan los efectos lumínicos y la calidad de las texturas, así como la capacidad de jugarlo en 3D gracias al parche de HelixMod, lo cual se agradece en un juego de este tipo. Pero no hay mucho más que destacar en cuanto a gráficos.

La dirección artística sigue siendo muy buena, destacando por supuesto las criaturas ideadas por el desaparecido Stan Winston. Se echa en falta el ambiente malsano y el terror que infundía la prisión de Carnate, pero la ciudad ofrece decorados variados y bien diseñados.

En cuanto a sonido vuelve a destacar el gran doblaje y el excelente trabajo a la hora de crear los efectos de las criaturas, que te pondrán los pelos de punta. Pero no podemos dejar de pensar que todo está reciclado de la primera entrega mientras jugamos, al igual que la propia banda sonora que no es sino otro refrito más.


Conclusiones:

The Suffering: Los Lazos que nos Unen es una expansión correcta del gran juego de Midway de 2004. Y digo expansión ya que me niego a llamarla segunda parte, porque no ofrece las suficientes novedades como ser una entrega numerada de la saga como tal. Midway era consciente de ello, y quizá el ser tan conservadores les llevó a que esta pseudo-secuela no alcanzase ni de lejos el éxito del original.

Sin embargo, todo aquel que disfrutara de aquel gran survival horror de 2004 sin duda lo hará también aquí ya que al menos se consiguen replicar en parte las sensaciones de aquél, nos ofrecen una más que adecuada continuación de la historia del pobre Torque, sangre a raudales en la que salpicarnos abundantemente y diversión desde el primer minuto hasta el último.

¿Acaso no es eso lo más importante, a fin de cuentas?


Jugabilidad: 9. Diversión: 8. Innovación: 6. Duración: 6.

Gráficos: 8. Sonido: 8. Música: 7. Historia: 7.


Total: 7,4




No hay comentarios:

Publicar un comentario